Heroin, LLC: Una vida y negocio en las drogas

*Este artículo es cortesía de WBEZ.org donde apareció por primera vez. El artículo es parte de una serie titulada “Heroin, LLC”, una colaboración entre WBEZ y The Chicago Reader. El periódico The Gate está publicando este artículo con el fin de destacar un problema que en gran parte es muy pocas veces reportado. Si deseas compartir lo que piensas de la adicción a las drogas y cómo afecta a nuestras comunidades escríbenos a editor@thegatenewspaper.com.
 Buscando una vena. Foto tomada por Greg Scott, WBEZ. Esta fotografía apareció por primera vez en su artículo titulado “Heroin, LLC: Una vida y negocio en las drogas” el 18 de diciembre del 2013 en WBEZ.org

Buscando una vena. Foto tomada por Greg Scott, WBEZ. Esta fotografía apareció por primera vez en su artículo titulado “Heroin, LLC: Una vida y negocio en las drogas” el 18 de diciembre del 2013 en WBEZ.org.

El profesor de la Universidad DePaul Greg Scott conoció a D-Bo por primera vez hace 11 años. Scott es un documentalista y sociólogo que se especializa en los mercados callejeros de la droga. También es director del Centro de Investigación de Ciencias Sociales en DePaul. D-Bo es un traficante de heroína de medio nivel de 52 años de edad. Él ha estado vendiendo y usando heroína durante un cuarto de centenario. Recientemente pasaron un tiempo juntos hablando del negocio de tráfico de heroína.

D-Bo frecuentemente obtiene de su proveedor la llamada heroína “en bruto”, lo que en Chicago significa un producto que es aproximadamente el 40 por ciento puro. Usualmente viene en forma de roca. D-Bo corta “el bruto” con la culata de una linterna y corta el polvo resultante con una mezcla. Los somníferos a la venta libre son su opción número uno para cortar, diluir y extender el margen de ganancia de un lote de droga “en bruto” para su distribución.

“Todos los que están tratando de entrar al juego, más que nada vienen conmigo”, dice D-Bo. “Soy como una especie de El Padrino”. Durante una de las visitas de Scott, un conocido de D-Bo le lleva un poco de heroína para probar su calidad. “Quería que se la probara”, dice D-Bo. “Quiere saber cómo se cocina, cómo se ve el color; quiere saber a qué sabe antes de inyectarla. Y luego que le dijera lo drogado que me puso”.

“La mayoría de los traficantes de heroína comenzaron un poco turbios pero luego compraron negocios. Van caminando por ahí vistiendo camisas y corbatas y nunca sabrías que tienen 500 gramos de heroína oculta en la casa de alguien”, dice D-Bo. “Hay varios niveles de traficantes. Tienes al traficante de las calles. Si su producto es bueno pueden ganar de $500 a $10,000 por día. Luego tienes a los que trabajan de sus teléfonos. Los puedes llamar, siempre y cuando sean al menos $20, van a venir. Luego tienes a los tipos que le venden a esos tipos. De hecho es el que gana más dinero que los demás porque trata con un alto volumen de negocio”.

D-Bo dice conocer a un narcotraficante que es millonario, pero que se siente atrapado, como si la policía saliera a buscarlo todos los días. Pero D-Bo entiende porqué esta persona continúa vendiendo drogas. “Es como una euforia”, dice. “Igual que cuando juegas futbol, el basquetbol era una euforia para mí. El béisbol era una euforia para mí. Todo lo que hacía era una euforia para mí”.

Fumando crack. Foto tomada por Greg Scott, WBEZ. Esta imagen apareció en su artículo titulado, “Heroin, LLC: Una vida y negocio en las drogas” el 18 de diciembre del 2013 en WBEZ.org..

Fumando crack. Foto tomada por Greg Scott, WBEZ. Esta imagen apareció en su artículo titulado, “Heroin, LLC: Una vida y negocio en las drogas” el 18 de diciembre del 2013 en WBEZ.org..

Para contrarrestar los efectos depresivos de la heroína, D-Bo fuma crack con regularidad, particularmente cuando mueve producto. Lo mantiene enfocado.

D-Bo dice, “Hay un par de mitos sobre la heroína. Algunos adictos a la heroína parecen vagabundos, ya sabes, su ropa está sucia. No tienen trabajo y cosas por el estilo. Pero yo conozco a algunas personas de alto nivel de la sociedad: doctores, abogados, maestros. La lista sigue. Estoy hablando de gente de la alta sociedad, que usa la heroína ….conozco a algunos doctores y abogados cuyos hábitos eran enormes–y su dinero era tanto – que primero tuvieron que arruinar su profesión antes de realmente hacer frente a su problema”. Y cuando caen, pegan duro como cualquier otro. Están en el centro de tratamiento con el tipo que no tiene trabajo, que está durmiendo en la zanja. No hay diferencia”.

D-Bo quisiera un tiempo más simple, antes de la heroína. Está en un programa, pero no le es fiel del todo. “Me encanta la heroína”, dice D-Bo, “Pero sé que la heroína me va a destruir”.

Aurora Aguilar y Bill Healy ayudaron a producir este reportaje.

If you wish to read the this story’s original English version and listen to the audio go to:

Si quieres leer la versión original de esta historia en inglés y escuchar el audio visita:

http://bit.ly/1h2E40i

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *