Peer Pressure: Making the Wrong Decisions is No Joke

Photo courtesy of Incase via Flickr

“If your friends jump off a cliff, are you going to jump off after them?”

That is often the question parents ask when they know their teens are following the actions of their peers, instead of their own. This phrase often means “just because all your friends are doing something that you’re not supposed to, it doesn’t mean that you should do it too.”

For many youth, adolescence can be a challenging experience. Not only are they adjusting to a new chapter in their lives, but they are also challenged to define who they really are as individuals.

But these challenges are not only for teens. This expected change can also be hard for parents, especially when they realize that their kids are starting to make their own choices.

Once in high school, teenagers choose whom their friends are for the next four years providing either a positive or negative influence in the teen’s life.

From underage drinking to the use of drugs, youth could get trapped in a pool of bad choices that carry with them a number of consequences—some of them irreversible. One of those life changing choices is having sex at an early age.

The Pressure of Teenage Sex 

Sex— “everyone is doing it”—that’s what many teenagers hear from their peers. If done without being fully informed of results of such actions, this unique experience can turn into a nightmare of lifelong consequences.

From unwanted pregnancies, to Sexually Transmitted Infections (STIs) (including HIV/AIDS), having sex at an early age can alter the future of many youth.

According to the National Campaign to Prevent Teen and Unwanted Pregnancy, 52 percent of Latina teens get pregnant at least once before age 20–nearly twice the national average. This number is similar for African American teen girls. Also, approximately one in four sexually active young adults ages 15 to 24 contracts an STI each year.

Previous research indicates that among youth, minority group girls are particularly at risk for HIV/AIDS. Females comprise a larger share of HIV/AIDS cases among teens than among adults, and in 2004, African Americans represented 61 percent of HIV/AIDS cases among 13- to 24-year-olds.

Because of such statistics, teens should be careful in engaging in anything that they don’t want or feel comfortable doing. Often peer pressure, a major issue in high school, forces them to do things they otherwise would never do.

Getting caught in the actions of others can change one’s life forever, impacting not only one’s life but their loved ones as well.

It’s better to choose friends wisely and not just go to the first group of people that become interested in you. It might not end well.

Presión de Grupo:Tomar la Decision Equivocada No es un Chiste 

“Si tus amigos se lanzan por un precipicio, 

¿te vas a lanzar tras ellos?” 

Esa es con frecuencia la pregunta que los padres hacen cuando saben que su adolescentes están siguiendo las acciones de sus compañeros, en lugar de sus propias. La frase con frecuencia quiere decir “sólo porque todos tus amigos están haciendo lo que se supone que no debes hacer, no significa que deberías hacerlo también”. 

Para muchos jóvenes, la adolescencia puede ser una experiencia desafiante. No solamente se están ajustando a un nuevo capítulo en sus vidas, pero también están siendo retados a definir quienes son en realidad como individuales. 

Pero estos retos no solamente son para los adolescentes. Este esperado cambio también puede ser difícil para los padres, especialmente cuando se dan cuenta de que sus hijos comienzan a tomar sus propias decisiones. 

Una vez en la secundaria, los jóvenes eligen a quienes son sus amigos por los próximos cuatro años brindándoles ya sea una influencia positiva o negativa en la vida del adolescente. 

Desde el consumo de bebidas alcohólicas al uso de drogos, los jóvenes, podrían quedar atrapados en una pila de malas decisiones que llevan con sí un número de consecuencias—algunas irreversibles. Una de esas decisiones que cambian la vida es el tener relaciones sexuales a temprana edad. 

La Presión del Sexo en los Adolescentes 

Sexo—“todo mundo lo está haciendo”—eso es lo que muchos jóvenes escuchan de sus compañeros. Si se hace sin estar completamente informado de los resultados de dichas acciones, esta singular experiencia sin embargo, puede convertirse en una pesadilla de consecuencias de por vida. 

Desde embarazos no deseados, a Infecciones de Transmisión Sexual (incluyendo VIH/SIDA), tener relaciones a temprana edad puede alterar el futuro de muchos jóvenes. 

Según la Campaña Nacional para la Prevención de Embarazos de Adolescentes y No Deseados, el 52 por ciento de adolescentes latinas se embarazan por lo menos una vez antes de llegar a los 20 años—casi el doble del promedio nacional. Esta cifra es similar para las jóvenes afroamericanas. También, aproximadamente 1 de cada cuatro jóvenes adultos sexualmente activos entre las edades de 15 a 24 contrae una enfermedad de transmisión sexual cada año. 

Previas investigaciones indican que entre los jóvenes, las jóvenes de minorías están particularmente en riesgo de contraer el VIH/SIDA. Las mujeres forman la mayor parte de casos de VIH/SIDA entre adolescentes que entre adultos, y en 2004, las afroamericanas representaron el 61 por ciento de los casos de VIH/SIDA entre los jóvenes de 13 a 24 años. 

Debido a tales estadísticas los adolescentes deben tener cuidado al participar en cualquier cosa con la que no se sientan cómodos haciendo. Con frecuencia la presión de grupo, un problema de importancia en la secundaria, los obliga a hacer cosas que de otra manera no harían. 

Quedar atrapado en las acciones de los demás puede cambiar la vida de uno para siempre, impactando no sólo a uno, pero a los seres queridos también. 

Es mejor elegir a tus amigos inteligentemente y no sólo irte con el primer grupo de personas que se interesan en ti. Puede que no termine bien.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *