CEDA: Energy Assistance Program Gives Residents a Needed Hand

Mario Mendoza* was having a hard time making ends meet. He had downgraded from a $39 an hour union job, to a job that paid less than half of that amount. To make matters worse, he had recently put his house up for modification, making it that much harder to keep up with his bills. In an attempt to find some help, Mendoza began researching financial aid programs and came across the Community and Economic Development Association of Cook County (CEDA), an organization that provides energy assistance programs throughout the city of Chicago.

“I was up to date with all my bills, but every month it was getting more difficult,” said Mendoza. “I had a mortgage, bills to pay and I’m going through a home modification. It was getting difficult to keep up.”

Mendoza’s story is not an uncommon one.  According to Illinois Works for the Future, about 588,800 Illinoisans are out of work and many more are living paycheck to paycheck. Financial assistance programs, such as the LIHEAP (Low Income Home Energy Assistance Program), WAP (Weatherization Assistance Program) and Share the Warmth programs, provided by CEDA, help low income residents get back on their feet.

Each CEDA program has a different function. The LIHEAP program provides one-time bill payment assistance to income eligible households to meet their immediate home energy needs. The Share the Warmth program provides light and gas bill assistance through matching grants—People’s Gas pays for half of the individual’s bill, as the individual becomes responsible for paying off the remaining amount. WAP, which Mendoza initially signed up for, enables low-income families to permanently reduce their energy bills by making their homes more energy efficient (i.e. insulating their households).

“We’ve assisted people from all over the city,” said Carlos Solis, Energy Action Network Outreach Coordinator for the Back of the Yards Neighborhood Council (BYNC) CEDA site. “People are out of work and that’s self evident in every community within the country. They have trouble making ends meet and these are programs that help them do that. They help the client out but they also maintain client responsibility. It’s the idea of ‘we’re going to help you out but you still need to be responsible in paying your allotted amount.’ It’s not a get out of jail free card.”

In order to be eligible for CEDA’s energy assistance programs an individual must meet Federal Income Guidelines, provide identification, and in some cases, provide social security cards for those living in the household. The programs are fund-based and work by sessions; therefore, individuals who are approved must reapply every session to continue receiving aid.

“The [aid] has been a big help and a big burden off my shoulders,” said Mendoza, who after being approved for WAP, signed up and got approved for the Share the Warmth and LIHEAP programs. “It gives you time to come up with a better way to budget your money. Just doing this, I’m able to save money and actually use it to either save it or spend it a little more wisely.”

The BYNC CEDA site has signed up about 376 individuals in the LIHEAP program and 152 people in Share the Warmth program. Applications are still being taken until May 31 or until funds run out. Those interested must make an appointment at the BYNC.

“I think being able to provide a service to our community that is local and that people are able to get to easily is advantageous,” said Solis. “They don’t have to take the bus to another location where they’re not sure if they’re going to be able to see a person to help them. We care about the individuals. That’s the thing that brings people to our site.”

*Name was changed upon request of the participant in this story

CEDA: Programa Para Asistencia de Energia le Brinda una Mano de Ayuda a los Residentes

Mario Mendoza* estaba teniendo problemas para cumplir con sus gastos. Se había  bajado de un trabajo de sindicato que le pagaba $39 por hora, a un trabajo que le pagaba menos de la mitad de esa cantidad. Para empeorar las cosas, recientemente había decidido modificar su casa, haciendo mucho más difícil aún mantenerse al corriente con sus facturas. En un intento por encontrar algo de ayuda, Mendoza comenzó a investigar programas de asistencia pública y se encontró con la Asociación de Desarrollo Comunitario y Económico del Condado de Cook (CEDA), una organización que cuenta con programas de asistencia energética por toda la ciudad de Chicago.

“Estaba al corriente con mis facturas, pero cada mes se me hacía más difícil”, dijo Mendoza. “Tenía una hipoteca, facturas que pagar y estoy atravesando por una modificación a mi casa. Se me hacía difícil mantenerme al día”.

La historia de Mendoza no es nada fuera de lo común. De acuerdo con la organización Illinois Trabaja para el Futuro, cerca de 588,800 residentes de Illinois se encuentran sin trabajo y muchos más viven de cheque a cheque. Los programas de asistencia financiera como el LIHEAP (Programa de Asistencia Energética para el Hogar para Personas de Bajos Recursos), el WAP (Programa de Asistencia para la Climatización) y el Programa Share the Warmth (Comparte el Calor) ayudan a los residentes de bajos ingresos a ponerse en pie.

Cada programa del CEDA tiene una función. El programa LIHEAP provee asistencia para el pago de una de las facturas a hogares elegibles y asi lograr cumplir con sus necesidades inmediatas de energia. El programa Share the Warmth proporciona asistencia para las facturas de gas y luz a través de subvenciones equivalentes—People’s Gas paga la mitad de la factura de la persona, mientras que la persona se responsabiliza por pagar la cantidad restante. El programa WAP, en el que Mendoza se había inscrito originalmente, le permite a las familias de bajos ingresos reducir permanentemente sus facturas de energía haciendo sus hogares más energéticamente eficientes. (eje. Insular sus casas).

“Hemos asistido a muchas personas de toda la ciudad”, dijo Carlos Solís, Coordinador de Alcance de la Red de Acción Energética del Concilio de Back of the Yards. “La gente está sin trabajo y eso es evidente en cada comunidad del país. Tienen problemas para cumplir con los gastos y estos son programas que los ayudan a hacer eso”. Ellos ayudan al cliente pero también mantienen la responsabilidad del cliente. Es la idea de ‘te vamos’ a ayudar pero aún necesitan responsabilizarse de pagar la cantidad asignada. ‘No es como un comodín para salir de la cárcel”.

Para ser elegible a los programas de asistencia que ofrece CEDA una persona debe cumplir con ciertos requisitos de ingresos estipulados por el gobierno federal, proporcionar identificación, y en algunos casos, proporcionar las tarjetas de seguro social de todos los que viven en ese hogar. Los programas se basan en la disponibilidad de fondos y funcionan por sesiones; por lo tanto, las personas que ya fueron aprobadas deben de volver a llenar una solicitud cada sesión para continuar recibiendo la asistencia.

“La [asistencia] ha sido de gran ayuda y me ha quitado un gran carga de los hombros”, dijo Mendoza, quien después de haber sido aprobado para el programa WAP, se inscribió y fue aprobado para los programas Share the Warmth y LIHEAP. “Te da tiempo para encontrar una mejor manera de presupuestar tu dinero. Al hacer esto, puedo ahorrar dinero y usarlo para ahorrarlo o gastarlo de una manera más consciente”.

El centro de CEDA del BYNC ha inscrito a cerca de 376 personas en el programa LIHEAP y a 152 en el programa Share the Warmth. Las solicitudes se seguirán aceptando hasta el 31 de mayo o hasta que se agoten los fondos. Aquellas personas interesadas deben hacer una cita en el BYNC.

“Creo que el poder proporcionar un servicio a nuestra comunidad que es local y que sea de fácil acceso para la gente tiene sus ventajas”, dijo Solís. “No tienen que tomar el autobús para ir a otra sucursal donde ni siquiera tienen la certeza de que van a ver a una persona que les pueda ayudar. Nos importan las personas. Eso es los que atrae a la gente a nuestra oficina”.

*El nombre fue cambiado a petición del participante de nuestra historia

Para mas informacion sobre el programa de CEDA contacta a Carlos Solis al  312-523-4416 o a csolis@bync.org

For more information about CEDA contact Carlos Solis at 312-523-4416 or e-mail at csolis@bync.org



8 Responses to CEDA: Energy Assistance Program Gives Residents a Needed Hand

  1. Maritza pellecer

    Que necesito para aplicar a ceda y donde lo puedo hacer

    • Adriana Cardona-Maguigad

      First Time Correctional Services/New Eclipse Baptist Church
      715 W. 51st. St.
      Chicago, IL 60609
      773-538-4957

      Brighton Park Neighborhood Council
      4477 S. Archer Ave.
      Chicago, IL 60632
      773-523-7110

      Te sugerimos que contactes estas organizaciones antes de ir. Gracias.
      Adriana

    • Hola a curro a ustedes para mi es la primera vez k pido ayuda a ustedes donde puedo ir aplicar para la ayuda de luz y gas ayúdenme por favor se me hace difícil me yegan coros los bailes soy de familia un poco grande tengo 4 kids ayúdenme x favor mi nombre es brendaperez mi #773-870-1872 les agradezco su ayuda gracias

  2. Yajaira Torres

    Porfavor necesito ayuda a pagar mi luz y gas cada vez me viene mas alto sin yo usar la luz o gas

  3. Nesesito ayuda para pagar mi gas luz soi minusbalido
    Y mi desavility fond no me alcansa
    Kisiera saver a fonde debo ir en chicago por fabor una direcsion
    Serca y ke necesito psra aplicar

  4. yo vivo al sur d chicago en donde hay una oficina para k m ayuden con los gastos d energuia mi zona postal es 60629 gracias

  5. cindia gonzalez

    Quiero saber en donde puedo aplicar para que me ayude apagar la luz a pena sali de un shalter tengo trabajo pero tenia una deuda de la luz que no he podido pagar es de 1450 y nesessito ayuda ante que me corten la luz paresco de ashtma y mis niños tambien va una enfermera a mi casa cada 3 semana

  6. yelisvet alvarado

    I need help to pay my electric bill